Páginas

martes, 27 de noviembre de 2012

No vamos a inventar el hilo negro


“No vamos a inventar el hilo negro”, esa frase la oí mil veces trabajando en televisión. Lo siento señores, ustedes no, pero los youtubers ya lo hicieron.

Hace un año hice mi primer video para youtube, pensé que lo que había aprendido en más de 10 años trabajando el los medios era una ventaja competitiva, no podía haber estado más equivocada, hoy me queda claro que todo lo que aprendí, me estorba.

En youtube hay un  lenguaje diferente, que empieza desde un estilo completamente único de edición hasta las caras de sus talentos, que le restriegan a la televisión esa falsa teoría que han querido sostener durante años, dándole más importancia a la apariencia de sus conductores y comunicadores que a su sustancia. Estos youtubers no necesitan de un departamento de imagen, un cambio de look o una iluminación que los haga impecables. No hace falta. Porque tienen algo que decir y el contenido es lo que pesa.
Y la enorme diferencia de valor reside en cómo llegan a sus audiencias. La televisión ahí está, verla no requiere ningún trabajo y muchas de las producciones de entretenimiento tampoco invitan al espectador a realizar el más mínimo esfuerzo por pensar, cuestionar o ir más allá. En internet la gente busca sus contenidos. Llegar a ellos ya requirió de un trabajo inicial.

En México la televisión sigue llegando a muchas más personas que los contenidos disponibles en línea, pero eso está por cambiar. La cuenta regresiva ya comenzó y los que creíamos saberlo todo tenemos mucho que aprender.

Para los que vemos la creación de contenidos mas como una pasión que como un trabajo nos lamentamos, ¿por qué no nacimos 10 años después?

Para la próxima, La Muerte de las Divas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario