Páginas

martes, 29 de enero de 2013

Acarreo digital

En plena temporada en la que el IFE discutirá sobre el rebase a los topes de campaña, hay un rubro que seguramente ningún candidato anotó en sus cuentas. ese destinado a comprar seguidores. Y no me refiero a los camiones repletos de paleros o los que mueven banderines en los eventos masivos, si no aquellos que inflan los números de las redes sociales de los políticos.
¿Quién iba a pensar que Lopez Obrador y el presidente tienen en  común un 32% de seguidores falsos?
Además del primero un 37% está inactivo, este es un 39% para Peña Nieto. Lo que los deja a los dos con un 31% y 29% de usuarios realmente efectivos. 
¿Con esos porcentajes, a quién le vamos a creer? La respuesta puede no gustarles, a Quadri. De los que participaron en la contienda él tiene el menor porcentaje de usuarios falsos, con un respetable 19% de sus 213 mil seguidores. 
Y si notó que nos falta alguien, sí, es Josefina Vazquez Mota, de los cuatro es la del número mayor, tiene un 35% de amigos imaginarios, caray, si tan solo los hubiera comprado para que se inscribieran en el partido, el PAN no habría tenido tantos problemas para arrancar el año.

¿Cuánto cuestan los seguidores? El sitio fastfollowerz vende hasta un millón de seguidores en twitter por $3,000 USD

El que seguramente ha invertido una buena cantidad de dinero en esto es el aun presidente  venezolano Hugo Chavez, la cuenta chavezcandangaque que casi alcanza los 4 millones de seguidores tiene un 47% de falsos amigos. Sólo 
18% de sus seguidores se mantienen activos en la red. No muy atrás de 41% falso de Obama.

Y la moraleja de esta historia es en las redes sociales como en vida política no importa cómo ni porque mientras parezca que te siguen.

MORALEJA2 La vida es como twitter el tamaño (número) del pajarito  no importa, ah pero como apantalla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario