Páginas

martes, 26 de febrero de 2013

¿Cómo hackear una blackberry?


¿Por qué quieren que hablemos de los desaparecidos del sexenio pasado?
¿Cuánto nos falta para ser un arbolito de navidad?
¿Cómo se clona el avatar de la blackberry de un delegado?


Cuando Fox decía una barbaridad sabíamos que estaba siendo él mismo. Cuando Calderón la regaba hacíamos un chiste con vigencia máxima de una semana. Pero cuando el actual gabinete da mensajes cruzados da… sospecha. Si algo ha caracterizado esta reciente administración es la coordinación en materia de comunicación, los mensajes son cuidados, las palabras delicadamente seleccionadas y el gabinete altamente instruido en qué decir y cómo decirlo. La semana pasada Lía Limón dio a conocer un supuesto informe sobre los desaparecidos en el sexenio anterior. Como si esto fuera un error el Secretario de Gobernación y el Procurador apuraron a desmentir los números: no es un informe real, la cifras no se han confirmado, no está bien hecho. Pudiendo haber matado o mejor dicho, desaparecido ahí el tema, la subsecretaria presenta el informe esta semana, con un agregado: Habrá que cruzar información con HRW para ver si coincidimos. Neta, si no encuentran los 249 casos de Human Rights Watch dentro de los 26,121 que tienen las autoridades, ni esperanza de encontrar a los desaparecidos. Pero la pregunta es: ¿por qué tenernos otra semana más hablando de lo que pasó en el sexenio pasado si hasta ellos han dicho que a las cifras les faltan datos importantes?

“Sólo unos foquitos rojos”, así se refiero Manuel Mondragón a las regiones en donde se han alzado los grupos de autodefensa. Pero quitémosle el nombre elegante, son personas fuertemente armadas, encapuchadas, que toman la ley bajo sus manos. Cuando el argumento es que el estado no le da seguridad no podemos hacer mas que darles la razón. Pero ahora imaginemos que usted va manejando en la carretera y un grupo civil fuertemente armado lo detiene y le pide que se baje de su vehículo para revisarlo, no vaya a ser que usted sea un maleante. ¿Qué va a decirle  su familia? “Bájense tantito, es sólo un foquito rojo”. Pregunta ¿cuántos foquitos hacen falta para parecer arbolito de navidad? Y ¿si el foquito estuviera afuera de sus casas, alumbraría diferente?

Por último, el delegado de Coyoacán dice que él NO envió mensajes vía blackberry pidiendo dinero a una inmobiliaria para darles el permiso de construir departamentos, que lo hackearon, que hackearon su avatar.  Todos los capitalinos sabemos los pasos a seguir para que los negocios operen y las construcciones en los distintos lugares se puedan llevar a cabo, pero de lo que realmente no tenemos idea es de ¿Cómo se hackea una BlackBerry?

No hay comentarios:

Publicar un comentario