Páginas

jueves, 28 de marzo de 2013

Caminar en la Quinta, turismo de aventura

Imaginemos que somos todos turistas extranjeros que decidimos ignorar las recomendaciones amables de nuestro país y viajamos a México para disfrutar de las vacaciones de semana santa. Imaginemos que decidimos ir a Playa del Carmen. La experiencia de caminar una noche por la Quinta sería suficiente para considerarnos amantes del turismo de aventura, por decir lo menos. Ya bastantes imágenes hemos visto de la policías resguardo los sitio turísticos, no, no queremos espantarlos, al contrario, queremos que se sientan seguros pero no hay nada menos atractivo al lado de un bikini que un montón de armados policías municipales. No sé, hay algo en esos trajes azul marino que no combina con la arena. Pero regresemos a nuestra caminata nocturna por la Quinta, puede usted encontrarse desde los policías que resguardan de manera habitual hasta un operativo de al menos 20 policías que entran corriendo sincronizadamente a la Avenida para detener a alguien. Puede hacer usted distintas cosas: caminar en sentido contrario al que la policía, sabiendo que cualquier cosa puede suceder y buscar un lugar lejano para cenar, unirse al operativo y tomar fotos con su celular para subir a facebook un lindo recuero de su viaje a la Riviera Maya o regresarse al hotel para no querer salir nunca mas.
-Es su showcito, agarran a un Zetita y nos asustan al turista por estar haciendo este espectáculo
Dijo un mesero sobre los hechos. Como si fuera una decisión mas astuta dejar que todos se movieran con libertad en una de las principales atracciones turísticas de la zona. Después de todo, con operativo o sin él bastaba acercarse al baño del bar y rascarse la nariz para que te ofrecieran un gramo de coca por $400, $250 si dices que te parece caro.
Por cierto, ¿en quién confían los locales? Menos en la Policía Municipal, luego en el Ejército y más en la Marina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario