Páginas

lunes, 25 de marzo de 2013

Nuestras playas, nuestras ciudades, nuestras drogas

No podemos negar la importancia que tienen los ingresos del turismo en el país, nos llegan a todos, grandes y pequeñas ciudades, pueblos y playas y México es un país que tiene todo y para todos, desde la cultura al entretenimiento, rico en biodiversidad y recursos naturales. Y entonces, con todo y un sexenio que prometió hacer del turismo prioridad y llevó al expresidente hasta a ser parte de un programa de televisión con tal de promovernos, caímos en la lista de los primeros diez destinos turísticos a nivel mundial. Y es que ¿cuánto habría que invertir en publicidad para revertir la mala imagen que nos ha dejado la inseguridad?
-¿Y es seguro?
Me pregunto un norteamericano mientras platicábamos sobre el Distrito Federal. No sólo es seguro, es mucho más seguro de lo que era hace 10 años. Nadie se lo había dicho.
Para conocer la situación que vive una ciudad no basta con las cifras y las notas periodísticas, hay que preguntárselo a la gente que lo vive todos los días y que están en contacto con estos dos mundos que existen uno para el otro de la misma forma que entre ellos se hacen daño, el narco y el turismo.
ACAPULCO
El taxista dice, "gran parte de los turistas extranjeros vienen aquí por la facilidad para conseguir droga a buen precio y de buena calidad. Mi jefe me paga poco pero dan buenas propinas cuando les consigo lo que me encargan. Muchos terminan en problemas por meterse en lugares peligrosos porque están buscando más"
CANCUN
"Ahora vienen menos turistas que antes, estamos parados, unos Canadienses me dijeron que aquí matan, que aquí mataron a uno de sus compatriotas. No es cierto, aquí no estamos matando gente, a los que matan es porque estaban metidos en problemas".
Interesante discurso este último sobre todo si tomamos en cuenta que fue parte del discurso oficial del sexenio pasado. No se puede revictimizar asumiendo que todos los muertos eran delincuentes, hay casualidades, hay fuego cruzado, hay confusiones que lamentar.
Entonces ¿deberían ser las tan incómodas alertas de las embajadas un poco más específicas? ¿Qué tal si emitieran dos tipos de alerta, una para el turista convencional y otra para el especialmente aventurero?
Si usted viaja a México para visitar sus playas o ciudades recuerde llevar consigo identificación y los datos de la embajada, en cambio si usted viaja para consumir todo tipo de sustancias prohibidas recuerde que lo que está haciendo es ilegal y se estará metiendo en un territorio donde nadie podrá ayudarlo.
Claro, eso nunca va a pasar porque es demasiado honesto y en estos temas es mucho más cómodo ser hipócrita.

2 comentarios:

  1. En México hasta aquellos de corbata colorada,algunos de bigote poblado,peinados relamidos con escasez de cabello y variadas marcas de "tacuches" les vale una y tres con sal lo que les pase al turista extranjero como al nacional,ellos por esa droga que se vende reciben su "lanita" al final de cuentas,se han vuelto tan cínicos últimamente que ya no les importa "regarla" a nivel mundial delante de las cámaras y después retractarse,como lo que le paso al de Guerrero que hasta sudaba frío con la cámara enfrente por lo del caso de las turistas violadas,todos esos se tapan unos a otros,todos esos saben lo que pasa y no hacen absolutamente nada,por miedo o por conveniencia,da lastima e impotencia decir a estos días que dan ganas de ir a un lugar y pensarle diez veces no te vaya a pasar algo y todo gracias a esos benditos gobiernos bandidos,antes era solo el "springbreak" la novedad,hoy hay que ver la pila de muertos que amanecen en algún páramo de algún lugar conocido y altamente visitado,Guerrero,Oaxaca,en fin,un saludo a ti y buenas fechas.

    ResponderEliminar
  2. Como en todos los casos a mi parecer es cuestión de tiempo y formas si en su momento se pudo hacer algo no lo hicimos y bueno ahí están las consecuencias....actuar ocuparse de nuestros problemas es la solución quizá esto ya es consecuencia de lo que no se hizo y hoy con mayor posibilidades de difusión tenemos que actuar ocuparnos es nuestra sociedad nuestro país lo que no hagamos nosotros nadie lo va hacer..

    ResponderEliminar