Páginas

viernes, 22 de marzo de 2013

Y nos vamos para Acapulco


            Y comienzan las vacaciones, así que hagan sus maletas y sugiero que se enfilen para el puerto de Acapulco pero tengan sus precauciones. No olviden llevar por lo menos un kilo de manzanas, eso por si los maestros hacen como que bloquean la carretera y el gobierno local hace como que los desaloja. Las manzanas son simples presentes para convencerlos de volver a las aulas.
Como seguramente pasarán un buen rato en el coche o camión les puedo sugerir una serie de juegos para el entretenimiento familiar, pueden hacer apuestas como de
-       ¿Cuánto tiempo permanecerá la Maestra Elba Esther en la cárcel?
-       ¿En manos de quienes quedarán las dos nuevas concesiones de televisión abierta?
     ¿En dónde creen que no estarán viendo los juegos olímpicos del 2016?

            Una vez terminada la quiniela pueden recurrir a un viejo recurso político que los mantendrá entretenidos un par de horas más: recontar el voto.


            Si llevan niños pueden cantar la canción de los elefantes, si cuentan más elefantes de los que su paciencia pueda tolerar entonces pueden aplicarles una reforma fiscal, sumarles el iva, multiplicarles otros impuestos y quitarles alimentos que no pertenezcan a la canasta básica, seguro los mantienen ocupados un buen rato tratando de encontrar el número exacto y los elefantes terminarán como varitas de nardo.

            No olviden llevar su pasaporte, primero porque dicen, que si tienen la mala suerte de toparse con los amigos de lo ajeno pueden apelar al nacionalismo y lograr salir airosos y otro para identificarse porque como el Gobernador Ángel Aguirre prometió pagar una noche extra de hotel si no tenían 4 horas de sol al día no vaya a ser que les pida identificación. Ay Gober cuando se enfermen sus creativos le dejo  aquí otra promesa que le puede servir de promoción para el estado:
- Prometa que el día tendrá 24 horas, si tiene una más usted paga la segunda ronda de tequilas. Total si le toca la mala suerte de que le salga un día con 25 ya van a estar todos borrachos. Y si tiene la mala suerte de que le salgan 2 días con 25 horas toma su teléfono rojo, llama al Alcalde Acapulco y le dice que prepare una declaración al mas puro estilo “eso pasa en todos lados”.

1 comentario:

  1. Los problemas, manifestaciones y aceleres de la gran ciudad no desaparecen completamente pero eso no debe impedir que los vacacionistas disfruten esta temporada.

    ResponderEliminar