Páginas

lunes, 22 de abril de 2013

Zacatecas

Bombas caseras, terremotos, elecciones complicadas, todo eso formó parte de las primeras planas de los diarios la semana pasada, las balaceras de 40 minutos, las granadas, los bloqueos de carreteras, los taxistas secuestrados en el país, eso ha dejado de ser noticia. Nos preguntamos cómo sobrevive una comunidad al terror pero no cómo le hace cuando es costumbre vivir con él.

Este fin de semana tuve la oportunidad de conocer Zacatecas, me habían dicho que me encontraría con una ciudad preciosa, se quedaron cortos. Había dos motivos que me habían evitado ir antes; el precio, volar a Zacatecas es mucho más caro que varios destinos en el extranjero y la seguridad. Se dejan ver, al igual que en Quintana Roo y seguramente muchos otros estados la policía local sobre camionetas negras, encapuchados y con armas largas dando vueltas constantemente. La imagen impone.
Edi una mujer de unos 50 años, doctora, trabaja en una secundaria me dice que es un lugar seguro, se puede caminar tranquilo por las calles, hasta la una de la mañana, después ya no. Será que dos días antes, a la una de la mañana una balacera en el centro de Zacatecas que duró 15 minutos cobro la vida de uno y dejó varios heridos (esas son las cifras oficiales, me las cuenta con reservas), sumando el número de vehículos que huían en reversa por la avenida principal para alejarse de la zona de conflicto.
La segunda mujer, de aproximadamente 30 años, platica mientras atiende su salón especializado en uñas.
- A mi nunca me ha pasado nada, llevo aquí toda mi vida y no me han asaltado ni nada.
Su hijo de 6 años interrumpe
- No me gusta que hablen de balanceas, cuando mis amigos hablan de eso les pido que se callen porque me da miedo.
Él nunca ha visto ni oído una pero el tema es frecuente con sus compañeros.
- No vamos a dejar de salir -continúa- me he ido en la noche a La Bufa y nadie nos molesta, no pasa nada. Además creo que cuando te toca, te toca.

Los taxistas coinciden, la situación es más delicada en el resto de los municipios .
- A esta hora en los ranchos ya están dormidos -son las 7pm- ya nadie sale de su casa.
El mismo nos cuenta como en varias ocasiones ha sido amagado por delincuentes para llevarlos de un lado a otro, él no ha perdido a nadie pero agrega que se ha ido mucha gente. Tiene varios hijos, le pregunto cómo le hace para evitar que anden en malos pasos. Me contesta con la misma angustia que respondería un padre del D.F., Morelos o EUA.
- Hay que estar al tanto de las amistades.

Los motivos que le encuentran a la situación que viven son diversos desde su localización geográfica hasta como una inevitable consecuencia del crecimiento.

Las personas con las que me encontré hablaron de seguridad porque yo les pregunté, pero también hablaron de los atractivos turísticos, me dieron instrucciones, sonrieron y fueron increíblemente amables. Encontré una ciudad limpia, pintoresca, con una estampa sorprendente en prácticamente cada esquina.

Sí, es cuatro veces más caro un vuelo del DF a Zacatecas que del mismo origen a Orlando, pero verlo y vivirlo bien vale la pena cada peso.

1 comentario:

  1. oooohh si zacatecas es hermoso yo soy de chih. y trato de regresar cada que puedo, pero es cierto la violencia que impera en nuestro hermoso pais hace que nosotros mismos bloqueemos esas ciudades para visitarlas pero por lo pronto yo en agosto ahi estare con mi familia ... Saludos

    ResponderEliminar