Páginas

viernes, 24 de mayo de 2013

Imprimir tus armas desde casa


            Mientras la discusión política en Estados Unidos tiene que ver con el escaso control que hay sobre la venta de armas, la tecnología rebasa la capacidad de decisión y a principios de Mayo se probó con éxito la primera pistola creada en una impresora 3D, salvo por un clavo todas sus partes estaban hechas de plástico. Esta pistola disparó una bala calibre .38mm y fue creada por los miembros de Defense Distributed, este grupo fue crado por Cody Wilson un estudiante de derecho de 25 años.

            El plan de Defense Distributed es producir y publicar información sobre las armas creadas en impresoras 3D de manera que cualquiera con una computadora y conexión a internet pueda tener un arma a su alcance. Dentro de su plan consideran el impacto que esto pueda tener y están a la espera de un gobierno que tendrá que reaccionar ante una situación en la que cualquiera pueda estar armado. El grupo se ampara en las leyes estadounidenses en las que es legal que cualquiera pueda producir un arma que no esté prohibida por la ley mientras no la venda o tenga prohibiciones específicas. De esta manera ponen a disposición de todos los usuarios los planos necesarios para imprimir desde su propia computadora.  Aunque por el momento los archivos han sido removidos de su sitio gracias a una solicitud del Departamento de Defensa de Estados Unidos, ya que el gobierno de este país ha reclamado el control de esa información.

            Según sus creadores el proyecto denominado WipiWep busca retar la regulación de control de armas, inspirar y defender a quienes viven en regímenes políticamente opresivos y aseguran que el derecho alas armas de fuego es un derecho humano.

                       Mientras tanto las autoridades se preguntan no sólo cómo controlar quién tiene armas de fuego si no cómo funcionarán los sistemas tradicionales de control de armas en aeropuertos y demás en donde su ubicación depende del material y estás serían también indetectables gracias a que están hechas de plástico.

            En Australia se ha levantado una alerta después de que un grupo de oficiales probó el arma con los planos creados por Defense Distributed, el proceso de principio a fin les llevó 27 horas y $35USD y experimentaron lo que llamaron un “catastrófico disparo fallido” aunque nadie sufrió heridas serias.            

            El grupo que distribuyó los planos estima haber tenido 100,000 descargas antes de que tuvieran que ser eliminados por presiones del Gobierno de Estados Unidos.



1 comentario:

  1. Efectivamente Pam, pero cada una de esas 100.000 descargas, a su vez generan otras y no hay mas que entrar en youtube, para ver lo que sucede cuando el acceso a las armas es libre y gratuito, o a bajo coste. El sistema, aún necesita mejorarse para tener una efectividad convencional, Ya que al realizar disparos de forma continuada, el "cacharro" por acción del calor, se deforma y queda inservible (Todo se andará) Espero que el grafito, no sea un material que se pueda usar para la construcción de estos artilugios del demonio, sino, que Dios nos coja confesados.

    ResponderEliminar