Páginas

sábado, 28 de diciembre de 2013

Lo que el deporte me ha enseñado de la vida

Siempre obtienes de vuelta lo que entregas.

Es mucho más fácil si alguien te enseña el camino.

Voltear a ver en qué posición está el de al lado, sólo te quita tiempo.

En la bici hay dos tipos de personas: las que ya se cayeron y las que se van a caer. En la vida también.

Cuando más confiado y seguro te sientes, estás a punto de darte un buen golpe.

La resistencia es mucho más efectiva que la prisa.


Y es mucho más fácil cuando lo haces en pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario