Páginas

miércoles, 3 de febrero de 2016

Gracias querido troll

Gracias querido troll


Cuando alguien me insulta en twitter o Facebook tengo la terrible costumbre de reaccionar investigándolos: me meto a su perfil, leo sus publicaciones, veo a quién sigue y quién lo sigue. Me da paz mental. Muchas veces encuentro que se trata de alguien con marcada afinidad hacia un partido o personaje político o a veces es simplemente un provocador, así entiendo que no soy tan bruta como el troll asegura y comprendo el por qué de su piel sensible. Es él,no yo.
Hace unos días una persona publicó en su muro el video que hice para UnoTv sobre Andrea Legarreta, el texto que acompañaba al video, en cual estaba taggeada (obvio, para que yo lo viera) decía algo así como: “Mal todos los que le den like y compartan este video porque.. bla, bla, bla ella es una mensa… bla, bla y ustedes también si es que lo llegan a compartir”. Lo primero que hice al leerlo todo fue: investigarlo.
No encontré a un economista que defendiera la postura oficial sobre como esta devaluación puede resultarnos favorable, tampoco un fan de Andrea Legarreta, me encontré a mi. Un idiota que en cada uno de sus posts critica a aquellos a quienes considera menos listos que él (lo que no es muy astuto, porque si consideras que alguien ligeramente menos inteligente que tú es un idiota, querrá decir que tú no eres muy brillante). En otro post criticaba a la gente se atreviera a usar su Facebook para opinar de política y amenazaba con empezarlos a eliminar de su lista de amigos. Los pocos amigos que le contestaron pusieron cosas como: yo por eso puras fotos de perritos.
Yo he sido él, la que dice que le sangran los ojos cuando lee una falta de ortografía en los chats de whatsapp, la que se enoja muchísimo cuando difunden rumores antes de investigar sólo por el “por si las dudas” o comparten una nota del DEFORMA como si fuera real y entonces me di cuenta de cuan tolerantes han sido todos mis amigos conmigo. ¡Gracias!
La inteligencia se manifiesta de tantas formas que el definir a una persona sólo por una de ellas constituye un grave error, es miopía intelectual y emocional. Por ejemplo, la tolerancia y la capacidad para cultivar una amistad son también grandes muestras de inteligencia, quizá las más. Porque el día en que dejemos de estar, nuestras teorías, títulos universitarios y obsesión ortográfica valdrán nada al lado del recuerdo que podamos dejar en aquellos a quienes tuvimos cerca. Esto no lo hubiera visto sin ti, gracias querido troll.

1 comentario:

  1. Siempre investigando...supongo que por eso que tus opiniones están siempre tan bien fundamentadas...
    Gracias Pamela, de todo corazón, por ser de los pocos periodistas con esa costumbre tan "terrible" de investigar, ¡pero hasta a los trolls!
    Incluso en esta situación terminas compartiendo una opinión que para algunos podría ser una enseñanza.

    Un saludo grande.

    ResponderEliminar